Reforma Ley ISSSTE 2007

En el 2007 se realizó una reforma a la Ley del ISSSTE la cual establece cambios y modificaciones al Sistema de Pensiones de los trabajadores del Estado.

En virtud de estas modificaciones, es derecho de todo trabajador contar con una Cuenta Individual operada por el PENSIONISSSTE, o por la Administradora de Fondos para el Retiro que elija.

Reforma Ley del SAR

A partir de 2002 se lleva a cabo la reforma a la Ley de Sistemas de Ahorro para el Retiro, con una orientación hacia un sistema nacional de pensiones. A partir de este año, todo trabajador en México puede abrir una Cuenta Individual en la Administradora de su elección, para que administre las aportaciones depositadas en la cuenta.

Ley 97 de Pensiones

El 1º de julio de 1997 entra en vigor la Ley del Seguro Social que aún está vigente. Esta ley, adecuó el funcionamiento del Sistema de Pensiones, a partir de un Sistema de Capitalización Individual. Su intención es asegurar la viabilidad financiera del Sistema de Pensiones y una mayor equidad en el mediano y largo plazo.

Con esta ley surgen figuras como las AFORE y las SIEFORE, que intervienen en el proceso de administración de los recursos destinados para la pensión de los trabajadores.

Una de las innovaciones fundamentales de este Sistema fue la creación de las cuentas individuales. Estas cuentas integran los recursos del Seguro de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez. El manejo de dichas cuentas se encomienda a las AFORE.

SAR 92

En el año 1992 inicia la reforma del Sistema de Pensiones Mexicano con el establecimiento del Sistema de Ahorro para el Retiro conocido como SAR-92. Ésta fue una iniciativa creada como complemento al Sistema de Pensiones operante, que añadía una contribución patronal adicional del 2 % del Salario Base de Cotización (SBC). Esta contribución patronal estaría dirigida a una cuenta de retiro a favor de los trabajadores.

El SAR 92 fue el primer intento de un Sistema de Pensiones basado en la Capitalización Individual. Es decir, consiste en que cada persona ahorra a través de aportaciones obligatorias y voluntarias, en una cuenta a su nombre durante su vida laboral y usa estos ahorros al momento de su retiro.

Las cuotas de esta contribución eran administradas por Instituciones de Crédito o Entidades Financieras Autorizadas. Estas instituciones eran conocidas como ICEFA, y contaban con la garantía por parte del Gobierno Federal, de un rendimiento real del 2% anual.

El sistema entraba en funcionamiento al momento en que el patrón abría una cuenta a nombre del trabajador en las ICEFA que creía convenientes. Estas cuentas estaban integradas por dos subcuentas: Seguro de Retiro y Subcuenta de Vivienda.

Trayectoria Histórica AFORE

En el año 1943, el Sistema de Pensiones comienza con un Sistema de Reparto en el cual las aportaciones de los trabajadores activos, financiaba el pago de  pensiones de la población pensionada. En 1959, bajo el mandato del presidente Adolfo López Mateos, se promulgó la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, mediante la cual se creó el ISSSTE.

En 1972, se establece una nueva aportación que el patrón haría a favor de sus trabajadores, ésta aportación le da al trabajador derecho a obtener un crédito para vivienda, ya que se integra un fondo para este fin. Este fondo es administrado por el INFONAVIT y/o por FOVISSSTE, según sea el caso. En virtud de este fondo, los trabajadores recibirían una aportación patronal del 5% de su Salario Base de Cotización (SBC)  o de su Sueldo Básico.

En 1973, se aprobaron modificaciones y adiciones a la Ley del Seguro Social definiéndose los regímenes de pensión que actualmente rigen, los seguros que protegen al trabajador y cambios en materia de pensiones. Para 1983 fue publicada en el DOF la nueva Ley del ISSSTE, que mejoró prestaciones y empezó su organización administrativa, entrando en vigor en1984.

Rompen ‘cochinito’ de Afores para urgencias

El Informador 05/Febrero/2016
El año pasado, desempleados o recién casados retiraron ocho mil millones de pesos de sus cuentas de ahorro
En caso de estar desempleado puede echar mano de los recursos que tiene para la vejez en su Afore. Así lo hicieron un millón 338 mil personas sin empleo el año pasado, quienes retiraron ocho mil 650 millones de pesos de sus cuentas de ahorro.

Sin embargo, existen riesgos y consecuencias: sacar dinero no sólo disminuye el saldo en la cuenta de ahorro sino el número de semanas cotizadas, advierte Carlos Ramírez Flores, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar). “(Se recomienda) sólo en caso de una verdadera emergencia”.

Las cifras revelan que los retiros por desempleo van a la baja; sin embargo, el monto en 2015 superó los siete mil millones de pesos que fueron ahorrados ese año por el concepto de cuotas voluntarias en las Afores.

Ramírez Flores considera que la cifra del retiro parcial bajó porque el año pasado fue “bueno en la creación de empleos en el país y la tasa de desempleo se ha mantenido en niveles mínimos en los últimos siete años”.

Por otra parte, explica que en marzo pasado, la Consar lanzó un nuevo formato en el que exige al desempleado que firme una solicitud que certifica su conocimiento sobre las implicaciones de ejercer ese derecho. En el formato se muestra la disminución que tendrá su saldo y las semanas cotizadas.

Este retiro parcial es un beneficio que marca la Ley del Seguro Social en su Artículo 191. “El trabajador sólo podrá disponer de este dinero una vez cada cinco años… y el monto dependerá del número de semanas cotizadas que tenga”.

Para sacar una parte de los recursos acumulados en una cuenta individual deben haber transcurrido por lo menos 46 días desde que la persona se quedó desempleada y la cuenta debe tener al menos dos años de cotización para retirar de entre 30 y 90 días del salario base de cotización.

Por ejemplo, si retira un monto de 10 mil 500 pesos de su Afore se les estarían descontando 60 semanas de cotización, equivalentes al 10% del tiempo que lleva sumando para su pensión.

También existe otro retiro por matrimonio al que se puede acceder una vez en la vida siempre y cuando se tengan 150 semanas cotizadas al momento de la celebración civil. Este trámite permite retirar hasta 30 días de salario mínimo vigente.